valencià
Presentación
Consultas
Plan zonal
Solicitud de Recogida de enseres
Puntos verdes
Guía en Pdf (2007)
+ Información
HOME
 
· Haz clic aquí para saber lo que va y lo que no va en cada contenedor ·

Qué es

Los restos vegetales son el resultado de las podas públicas y privadas de árboles, césped cortado, limpiezas de jardines y solares, mantenimiento de jardines... y, por las características de nuestro municipio, los producimos en grandes cantidades y requieren de una gestión eficaz y específica pero también alternativa a las técnicas de destrucción y depósito en los vertederos empleadas hasta hace poco que, lejos de valorizar este tipo de restos, los convertían en residuo y como a tales los eliminaban con su consecuente perdida o los prejuicios ambientales que se pudieran causar.

   

Para conseguir esta revalorización en nuestro caso intervienen las empresas dedicadas al aprovechamiento integral de la "biomasa" que en su Planta de reciclado recibe, selecciona nuestros restos vegetales por productos, los empaqueta y los somete a dos tipos diferentes de tratamiento -un triturado grosero de las fibras vegetales con el que se obtendrá un producto útil para la restauración de suelos forestales degradados, empobrecidos... y un triturado fino que se aprovechará para hacer “compost" también de uso forestal, volviendo así nuestros restos vegetales de nuevo a un mercado cada vez con más demanda de productos naturales procedentes del tratamiento del "verde" para energías alternativas, nutrientes naturales para cultivos, compostaje ...

Los datos prácticos

Año Kg. por habitante y día Toneladas Habitantes
2006 1,07 6.287 16.121
2007   6.263  
2008 0,99 5.957 16.549
2009 0,93 5.637 16.552
2010 0,47 2.855 16.738

 

Any Kg x habitant i dia Tones Habitants
1999 0,030 218 19.739
2003 0,159 1.232 21.177
2004 0,138 1.088 21.539
2005 0,131 1.045 21.813

 

La gráfica de datos nos indica un crecimiento a penas perceptible en un período de cinco anos -de 0'49 a 0'73 kilos por persona y día-, lo que indica la estabilización como característica en nuestra generación de restos vegetales, aunque siempre en aumento como indican el resto de columnas. Y es que generamos mucha cantidad de restos vegetales y ésta depende de demasiados factores y agentes -el tipo de jardín o de árboles elegidos, la periodicidad en el mantenimiento de los jardines, las temperaturas, las lluvias, el riego, la estacionalidad... como para poder plantearnos controlar la reducción de la generación de restos vegetales. Por eso la cuestión más importante para nosotros ha de ser en cambio, garantizar que toda esta masa vegetal no se desperdicie, convirtiéndose en un residuo inservible.

Cómo es nuestra recogida selectiva

Destino: Una planta autorizada para el tratamiento de los residuos vegetales.

Objetivos a cumplir:
Garantizar que no se desperdicien nuestros restos vegetales y que no se conviertan en agentes de contaminación ambiental por medio de una gestión eficaz con una frecuencia en la recogida de una vez a la semana en cada punto y en todo el término municipal, prestándose el servicio completo entre lunes y martes en temporada baja y entre lunes, martes y miércoles en temporada alta.

Quién se encarga:
La empresa ENRIQUE DESCO S.L. recoge nuestros restos vegetales y los traslada a una planta autorizada para su tratamiento y revalorización.

NORMAS DE PRESENTACIÓN DE LOS RESTOS VEGETALES

Sólo en la puerta del domicilio el día de recogida asignado.

Presentar en bolsa cerrada y/o en fardos atados de hasta 1 metro y 15 kilos de peso.

Para pensar y practicar

Una alternativa posible: el compostaje en casa

El compostaje es un proceso natural durante el cual sometemos nuestra producción de residuos orgánicos domésticos a una serie de transformaciones al final de las cuales obtendremos un producto, el compost, que es un abono orgánico de gran calidad que nos permite fertilizar la tierra de nuestro jardín, de nuestro huerto familiar, sin el uso de químicos que contaminen de nitratos los acuíferos y mejorar la estructura del suelo por aporte de minerales como el nitrógeno, el potasio y el fósforo entre otros, que compensen las pérdidas que producimos los propios humanos con nuestras actividades agresivas.

Pero dado que no todos los restos vegetales que generamos pueden compostarse en casa, se hace necesaria la intervención de plantas de compostaje industrial para tratar las de gran tamaño como, por ejemplo, el resultado de podas de árboles públicos y de jardines privados.

Hacer compostaje en casa:

· Permite reducir un 30% los restos verdes de nuestro jardín.

· Reduce el porcentaje total de la recogida selectiva municipal y abarata su tratamiento.

· No ocupa los contendedores de orgánico y rechazo.

· Hace más cómoda y fácil la recogida selectiva de los restos de cocina que generamos en nuestras casas y que no hay que depositar en ningún contenedor.

· No necesitamos comprar abonos para el jardín y el huerto familiar.

Hacer compost es reproducir lo que ocurre en la naturaleza: los restos vegetales y los que le añadimos procedentes de alimentos se van degradando, descomponiéndose y transformándose en otro producto que las plantas si puedan asimilar. Y este proceso ya lo conocían y lo aplicaban nuestros abuelos -y los abuelos de sus abuelos...- cuando en "el estercolero" doméstico que había en todas las casas de pueblo mezclaban la ”gallinaza", las cagarrutas de los conejos, de los cerdos, del caballo y el burro... con los restos de la cosecha del huerto, de los frutales, de las mondas de la comida de casa o los alimentos echados a perder...

“Receta" para hacer compost:

· Bajo, una base de grava y ramitas pequeñas que servirán de drenaje.

· Encima apilaremos sucesivamente una capa de unos 10-15 cm. de aquello a compostar y otra de 1-2 cm. de tierra u otro compost natural fresco, hasta llenar del todo el compostador.

Qué podemos compostar?:

Los residuos normales de una casa: restos crudos de verduras y frutas; posos de café; bolsitas de infusiones, quitando la grapa del papel; flores, plantas y hojas marchitas; ceniza de madera natural; cáscaras de huevo aplastadas; restos de poda de arbustos y matojos troceados; césped cortado; restos de cosecha del huerto y de los árboles frutales no aprovechables y, en menos cantidad, papel de cocina, servilletas y pañuelos de papel; papel de diario sin color y cartón fino y ondulado; serrín de madera natural..

RECORDAR SIEMPRE QUE:

“LOS RESTOS VEGETALES NO SON RESIDUOS. SON RECURSOS.
NO LOS TIRES A LOS CONTENEDORES".


Web: BemarNet